Luchar contra el enemigo común: el sarro

El sarro es un depósito duro, amarillo-parduzco que se forma en los dientes cuando la placa bacteriana no se elimina a tiempo. La placa bacteriana es esa sustancia blanca y pegajosa que se adhiere a los dientes y que se compone de restos de comida, partículas de desecho y bacterias. Si la placa bacteriana no se elimina mediante una correcta higiene bucal, se mineraliza y se endurece convirtiéndose en sarro.

El sarro es una sustancia muy dura que se adhiere fuertemente al esmalte de los dientes por lo que una vez formado solo se podrá eliminar adecuadamente con una limpieza en la nuestra clínica dental. El sarro además tiene una superficie rugosa que facilita el que se vayan acumulando más partículas y por lo tanto se crea un círculo vicioso que acelera la formación del depósito.

Por ello, debemos mantener una higiene bucal adecuada para evitar problemas mayores en el futuro con nuestros dientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>