Haz que tus dolores disminuyan durante la ortodoncia

Durante cada una de las visitas, generalmente cada mes, el Ortodoncista irá ajustando los alambres o los elásticos conforme se vayan moviendo los dientes para lograr los cambios planeados, estos ajustes producen en un lado de los dientes presión contra el hueso y las encías, y del otro tensión por alejamiento del diente respecto al hueso en que se localiza; estos dos procesos son los que provocan el dolor característico que suele disminuir en 24 o 36 horas.

  • Consumir alimentos fríos: Comernos un heleado o beber agua fría puede hacer que el dolor provocado por la ortodoncia disminuya, ya que duerme un poco el área. Además, si tenemos las encías inflamadas los alimentos fríos activan un proceso que reduce el paso de la sangre, evitando el hinchazón.
  • Tomar alimentos suaves: Es normal que cuando acudamos a las revisiones del aparato dental, nos ajusten la ortodoncia y notemos que nuestras encías y dientes están más sensibles. Es por ello que consumir alimentos duros o muy crujientes pueden hacer que nos duela mucho más la boca. Escoge alimentos más suaves en los 2 días posteriores a la última consulta con el ortodoncista y notarás la diferencia.
  • Cuidado con el consumo de bebidas y alimentos ácidos: Es muy importante evitar el consumo de frutas como el limón, las naranjas o los kiwis, ya que podrían irritar nuestra boca, sobre todo si tenemos aftas o llagas provocadas por la ortodoncia.
  • Usar cera para ortodoncia: La cera para ortodoncia es una de las mejores soluciones para evitar el roce del aparato dental en nuestra boca. Para colocárnosla solo tenemos que coger una porción pequeña y ponerla justo en el extremo del alambre que nos moleste o en el lado justo donde nos roce.
  • Cambia tu rutina de higiene: Si tenemos mucho dolor con la ortodoncia, podemos usar pasta dental para dientes sensibles. También, es importante que evitemos cepillarnos los dientes demasiado fuerte y utilizar un enjuague bucodental especial para ortodoncia.

A veces después de hacer de todo el dolor continua e incluso se incrementa, en este caso lo mejor es considerar comprar un analgésico de venta libre como el ibuprofeno, pero antes asegúrate de preguntarle a tu dentista cual es la dosis adecuada para ti y así prevenir otras complicaciones o alergias.

Después de ajustar los brackets es totalmente normal que existan molestias, pero claramente estas varían en gran medida de una persona a otra, recuerda que este dolor no durará por siempre y más bien se ira cuando tus dientes se ajusten a los nuevos cambios de presión, es importante siempre ver el lado positivo de las cosas y en este caso sería un poco de dolor a cambio de una sonrisa hermosa y saludable en unos cuantos años, meses o días.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>